Certificaciones ISO como camino hacia la excelencia

Los procesos organizativos deben ser un reflejo fiel de la adaptación de las empresas a los requisitos que exigen los mercados, las autoridades reguladoras, los reglamentos y las propias corporaciones.

Hoy más que nunca, CEOs de compañías y departamentos de marketing trabajan día a día por mantener y/o mejorar su imagen de marca. Vivimos tiempos difíciles en los que cualquier paso en falso puede arruinar nuestra reputación. Parte de la “culpa” la tienen, por un lado, las exigentes regulaciones; por otro, los medios de comunicación y las redes sociales, encargados de que la información corra como la pólvora, tanto para lo bueno, como para lo malo.

Aunque pueda parecer un texto catastrofista y muy negativo, es más bien todo lo contrario. No ha habido momento en la historia en el que estuviéramos más regulados y vigilados y, aunque puede ser estresante para las compañías, es realmente beneficioso para los clientes y usuarios. Pero, aunque parezca increíble, también afecta positivamente a las compañías.

¿Por qué tienen tanto valor las certificaciones de calidad?

Más seguridad para el cliente

Los clientes ya no nos contratan por “fe ciega”, sino que pueden conocer nuestro historial y ver si realmente somos convenientes para su negocio. Ya que, al fin y al cabo, el hecho de que los proveedores contemos y cumplamos, o no, con certificaciones y reglamentos impacta directamente en la actividad de nuestros clientes. Si yo cumplo con mi deber, ayudo a mi cliente a que cumpla también con el suyo (y al contrario).

De esta manera, los clientes pueden fijar sus expectativas respecto a la calidad de sus proveedores y socios en aspectos clave como:

  • La seguridad
  • La trazabilidad
  • La resiliencia de los sistemas
  • La continuidad del servicio

En definitiva, gracias a las certificaciones, el cliente tiene la garantía de recibir propuestas más competitivas de productos y servicios y, sin duda, con un valor mayor a la media del mercado. Además, en casos como la gestión de los datos digitales, es importante contar con proveedores y socios con acreditadas certificaciones de seguridad que garanticen el máximo esfuerzo y preocupación por los datos e intereses de sus clientes.

Nuevos_procedimientos

Beneficio para las compañías

De buenas a primeras, las empresas se ven obligadas a adecuarse a ciertos estándares (ISOs, GDPR, LOPD, PCI, etc.) para poder posicionarse “de cara a la galería” como ofertantes de productos/servicios de calidad certificada. Sin embargo, gracias a dichas certificaciones —algunas obligatorias y otras opcionales o recomendables— las compañías comienzan a diseñar procedimientos nuevos o a mejorar los existentes y, lo más importante, a implantarlos, lo que mejora la productividad de los equipos de trabajo y, en general, de las compañías.

Una buena adaptación hace que las empresas sean más eficientes, adaptadas al mundo real, y más ordenadas en sus procedimientos y operativa interna. Se reduce el debate organizativo de “cómo hacer las cosas” en favor de algo mucho más importante, “cómo mejorar las cosas que ya hacemos”.

Actualización continua y confianza duradera

Con el paso del tiempo, las normas ISO han logrado permanecer actualizadas y dar respuesta a los cambios del mundo. Todas ellas se actualizan cada pocos años, y dan respuesta permanentemente a la demanda de la sociedad y de cada sector concreto. Bajo este punto de vista, constituyen una herramienta muy positiva para la mejora continua de cualquier organización.

Calidad acreditada

En Alhambra IT, desde nuestros inicios, nos hemos comprometido con ofrecer servicios y soluciones IT innovadoras y de calidad que garanticen la satisfacción de nuestros clientes. Todo ello gracias a nuestro afán por la calidad, a nuestra apuesta en I+D+i, al crecimiento constante y a nuestra presencia internacional.

En la actualidad contamos con las acreditaciones:

  • ISO 27018: Protección de Datos Personales en la Nube
  • ISO 27001: Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información
  • ISO 22301: Sistema de Gestión de la Continuidad de Negocio
  • ISO 20001: Sistema de Gestión de Servicios
  • ISO 14001: Sistema de Gestión Ambiental
  • ISO 9001: Sistema de Gestión de Calidad
  • CMMI (N3): Calidad en el Desarrollo de Software

Nuestra estrategia ha sido muy amplia: establecimos un objetivo clave sencillo, que consistía en identificar a los clientes de nuestros clientes, y anticiparnos a lo que estos les iban a pedir. Hemos buscado, por tanto, la manera de saber qué inquietudes tendrían nuestros clientes escuchando su propio mercado incluso antes que ellos, en muchas ocasiones.

Excelencia

Nos gusta ver a nuestros clientes delegar sus funciones y desafíos IT en nuestras capacidades tecnológicas, humanas y de servicios, y convertir nuestros certificados y garantías en los suyos propios en aspectos como GDPR, la Seguridad IT, la excelencia de servicios, la continuidad, etc.

Quizá te interese:

Green IT: tecnologías que ahorran costes y ayudan al planeta

 RGPD: Retos tras el 25 de mayo

calidad certificación

Conoce todos tus derechos en nuestra Política de Privacidad y puedes ejercerlos desde aquí.

¡Suscríbete aquí!

SÍGUENOS

ENTRADAS RECIENTES